UN CONCIERTO DE PRIMER NIVEL A CARGO DE LA ORQUESTA FILARMÓNICA DE CHASCOMÚS Y MAESTROS INVITADOS

29 de Mayo

Allí, la Orquesta Filarmónica de Chascomús deleitó a los presentes, junto a las Maestras Haydée Seibert (Violín) y Marcela Magin (Viola) como solistas, bajo la dirección del Maestro Pedro Ignacio Calderón.

Este espectáculo presentó por primera vez la versión sinfónica de Cuerdas, Vientos y Percusión en un ámbito solemne en todo su repertorio.

SOBRE EL MAESTRO PEDRO IGNACIO CALDERÓN

Cabe destacar que el Maestro Pedro Ignacio Calderón estudió música en Paraná, Buenos Aires y Roma con los maestros Vincenzo Scaramuzza, Alberto Ginastera, Hermann Scherchen y Fernando Previtali; debutando a los 15 años como director de orquesta y a los 20 dirigió por primera vez en Buenos Aires.

En 1958, fue Director Titular de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Tucumán y, en 1963, gracias a una beca del Fondo Nacional de las Artes estudió durante más de un año en Italia. En 1963, ganó junto con Claudio Abbado y Zdenek Kosler el primer premio del Concurso Internacional para Directores de Orquesta organizado por la Orquesta Filarmónica de Nueva York, lo que le permitió trabajar durante un año como Director Asistente de Leonard Bernstein.

A su regreso fue designado para el cargo de Director Musical de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires que desempeñó por más de veinticinco años.

Entre otras orquestas europeas que ha dirigido, se cuentan las de París, Toulouse y Lille de France, Sinfónica de RadioTelevisión Española y Nacional de España, Tonkunstler de Viena, Filarmónica de Leningrado y Radiotelevisión de Moscú. Durante 1992 y 1993, se desempeñó como Director de la Orquesta Estable del Teatro Colón, del cual también fue Director General y Artístico en repetidas ocasiones.

Desde 1994 se desempeña como Director Titular de la Orquesta Sinfónica Nacional, con la que realizó numerosas giras por la Argentina y el extranjero, incluyendo Japón y los Estados Unidos.

Recibió en la categoría de Director de Orquesta de Música Clásica el diploma al mérito de la Fundación Konex, en 1989 y el Premio Konex de Platino en 1999.

Fue declarado ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, en 2002.